Torre del Reloj de Sighisoara, joya de la ciudad de Drácula

Hoteles curiosos Descubre los hoteles mas curiosos y peculiares del mundo

 

Torre del Reloj de Sighisoara. En mitad de la Transilvania más profunda encontramos la ciudad que vio nacer a una de las criaturas más míticas (o no) de las historias de terror. Por las calles de esta urbe, donde el tiempo parece detenerse, vivió Vlad «El Empalador», uno de los príncipes más sanguinarios de toda Europa.

Pero el casco antiguo guarda una joya mucho más tangible que la dudosa reputación del noble rumano. La Torre del Reloj de Sighisoara se alza imponente entre los tejados medievales, el único signo de que el tiempo pasa en este lugar. Te descubrimos los rincones de este edificio y otros…

La Torre del Reloj de Sighisoara, un símbolo

En todas las ciudadelas medievales encontramos una torre principal, que destaca por encima de las demás. En este caso, la Torre del Reloj de Sighisoara se alza como el gran icono de la ciudad. El cometido principal de ésta fue actuar como atalaya de defensa. También albergó el Ayuntamiento hasta 1556. Aunque la construcción original se remonta al siglo XIV, el incendió de 1676 acabó por completo con ella. El torreón fue reconstruido al año siguiente. Además, los lugareños comenzaron a alzar la mirada del suelo, para consultar la hora en sus dos relojes.

Y es que, la Torre del Reloj de Sighisoara se puede ver desde casi cualquier lugar de la urbe. Esto resulta muy conveniente como referencia para el visitante, ya que es la principal entrada al casco antiguo. Es de planta rectangular, solemne y austera… hasta que alzamos la vista hasta la cima. De sus 64 metros, 34 corresponden al peculiar tejado. Este tiene forma de aguja, coronado por un gallo meteorológico, que predice el tiempo. Las tejas son policromadas, al estilo austríaco. Las cuatro torrecillas en las esquinas representan el poder de las autoridades locales, que podían hasta aplicar la pena de muerte.

Torre del Reloj de Sighisoara.

Las horas desde la Torre del Reloj de Sighisoara

Sin embargo, como su nombre indica, lo más interesante de la Torre del Reloj de Sighisoara son sus relojes y sus ornamentos. Se encuentran en las fachadas norte y sur, que contienen una serie de nichos. Estos están decorados con varias figuras. Las que miran a la ciudadela son la Paz, el Tamborilero, la Justicia y la Ley, y el Día y la Noche.

Estas últimas son las más curiosas, representadas por dos ángeles. El serafín diurno sale a las seis de la mañana, marcando el comienzo de la jornada laboral. A las seis de la tarde, aparece su equivalente nocturno, con dos velas encendidas, señalando el final de las horas de trabajo. Así, la Torre del Reloj de Sighisoara dirigía, literalmente, las vidas de los antiguos rumanos.

Siete figuras, siete días

Las que dan a la Ciudad Baja son otro Tamborilero y una figura desgastada que podría ser el Verdugo. Pero la pieza central de esta fachada son las siete figuras de madera montadas en una plataforma giratoria. Cada una de estas representa un día de la semana. Pero solo una de ella está visible, a través de una pequeña ventana. Cada día, a las doce de la noche, hay «cambio de guardia» en la Torre del Reloj de Sighisoara. Y la próxima figura sustituye a la anterior.

Torre del Reloj de Sighisoara.

Lo que muchos no saben es que las siete efigies representan además a siete de los dioses griegos, los siete «planetas» y  los siete metales básicos. El lunes para Artemisa, la Luna y la plata. El Martes para Ares, Marte y el hierro. El miércoles para Hermes, Mercurio y el mercurio. El jueves para Zeus, Júpiter y el estaño. El viernes para Afrodita, Venus y el cobre. El sábado para Cronos, Saturno y el plomo. El domingo para el Sol, Helios y el oro.

Visitar la Torre del Reloj de Sighisoara

Por suerte, entrar a la Torre del Reloj de Sighisoara es una actividad muy económica. La entrada de adulto ronda apenas los 4 euros, dependiendo del cambio. Tened en cuenta que la atalaya cierra los lunes. De mediados de mayo y a mediados de septiembre el horario es de 09:00 a 18:30 entre semana, y de 10:00 a 17:30 sábados y domingos. El resto del año solo abre hasta las 15:30, todos los días.

La Torre del Reloj de Sighisoara también alberga el Museo de Historia de la ciudad. El interior tiene su interés; fotografías antiguas, objetos de época, etc. Además, podrás ver las figuras del reloj desde dentro, sin tener que pasar una semana completa en la ciudad. Pero sin duda lo más atractivo es poder acceder al mirador de la azotea, desde donde se tienen unas vistas inmejorables de la ciudadela y las calles medievales.

Vistas desde la Torre del Reloj de Sighisoara.

Qué más ver en Sighisoara

Además de la Torre del Reloj de Sighisoara, la ciudad tiene otros muchos edificios medievales que transportan al viajero a la época de Vlad «el Empalador». De hecho, su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Aquí es donde se concentran la mayoría de lugares de interés de Sighisoara, con la Plaza de la Ciudadela y su iglesia como epicentro de la vida local.

A diferencia de lo que pueda parecer, Sighisoara no abusa del mito de Drácula para atraer turistas. Sí que se puede visitar la Casa de Drácula, donde vivió el cruel noble. Sin embargo, creemos que basta con hacer una foto del exterior. De hecho, si no fuera por el cartel que lo indica, podría pasar por cualquier otro edificio civil.

Torre del Reloj de Sighisoara nevada.

Una ruta por otra época

En cambio, una visita imprescindible (además de la Torre del Reloj de Sighisoara) es la Escalera Escolar. Se trata de una escalinata cubierta de madera, construida en 1642. Une la parte baja de la ciudadela con la alta, donde se encontraban las antiguas escuelas. El «tejado» permitía a los estudiantes resguardarse del duro invierno rumano. Los 176 peldaños pueden parecer eternos, pero merece la pena hacer el esfuerzo.

En la cima de la colina hay varios puntos interesantes, además de las vistas. El más destacable es el Cementerio Sajón, junto a la iglesia que se alza allí. Un recordatorio de que los fundadores de Sighisoara eran alemanes. También se puede visitar la Antigua Escuela, donde conservan un aula con material de estudio del siglo pasado.

Escalera Escolar, otro imprescindible como la Torre del Reloj de Sighisoara.

Un último consejo. Guarda algo de tiempo para callejear sin rumbo. Solo así encontrarás los tesoros ocultos en los estrechos callejones y las empinadas cuestas.

Torre del Reloj de Sighisoara, joya de la ciudad de Drácula

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maravillasdelmundo.es/destinos/torre-del-reloj-de-sighisoara/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20