Donante de semen, una buena opción para ser solidario

Muchos son los hombres que por algún problema o enfermedad no tiene la oportunidad de poder fecundar a su pareja con el fin de tener un hijo. También son numerosos los casos de mujeres que desean crear una familia monoparental. Estos son dos claros ejemplos de lso muchos con los que nos podemos encontrar a la hora de que alguien decida acudir a una clínica especializada en reproducción asistida en busca de un donante de semen.

La Donación de Semen está considerada como un verdadero acto de solidaridad hacia el prójimo y a pesar que son muchos los bancos de semen que dan una retribución a sus donantes, la mayoría de estos lo hacen de una manera voluntaria y altruista, con el fin de ayudar a miles de personas a conseguir su sueño de poder ser padres o madres.

Evidentemente hay unos requisitos  esenciales a la hora de poder convertirse en donante, pasando una serie de exámenes médicos que determinaran que se trata de una persona que goza de buena salud y no padece ninguna enfermedad (ni de transmisión sexual ni genética).

El candidato ideal debe tener entre 18 y 34 años y residir a no más de 30 ó 40 kilómetros del centro de donación (o demostrar que acude con regularidad a esa ciudad).

Las primeras visitas son las que puede hacer que le ocupe más tiempo (debido a la entrevista personal, exámenes médicos, tests, etc…) pero en las siguientes visitas tardará aproximadamente un cuarto de hora.

Varias son los lugares especializados, recomendando desde este blog el centro de reproducción asistida IVI, debido al prestigio que tienen tanto los centros como sus equipos médicos.

Si necesitáis más información al respecto, podéis visitar su web: http://www.ivi.es/donantes/donantes-semen